Azerbaiyán comenzará a suministrar gas a Europa a través del gasoducto TAP a finales de año

Azerbaiyán comenzará a finales de año el suministro de gas a Europa a través del gasoducto Transadriático (TAP), uno de los tres segmentos del Corredor Sur de Gas y estratégico para el Viejo Continente.

Así lo indicó el ministro azerbaiyano de Energía, Parviz Shahbazov, durante una reunión con el embajador italiano, Augusto Massari, según un comunicado del Gobierno azerí.

En la reunión se señaló «la importancia del proyecto del gasoducto Transadriático, en el que participa al 16 % la española Enagás, para los consumidores italianos y otros europeos (…). «El proyecto está listo para actividades comerciales y el transporte comercial de gas azerbaiyano a Europa comenzará a finales de este año», indicó el Ministerio de Energía.

El pasado 13 de octubre el consorcio del gasoducto anunció que el TAP había sido completado casi cuatro años y medio después del inicio de las obras.

El gasoducto, que transportará gas natural desde el gigante yacimiento Shah Deniz II, en el sector azerbaiyano del mar Caspio, a Europa, ya ha sido llenado en la frontera greco-turca hasta el terminal receptor en el sur de Italia.

El Transadriático, de 878 kilómetros de longitud, conecta el gasoducto de Gas Natural Transanatolio (TANAP) en la frontera turco-griega en Kipoi, cruza Grecia y Albania y el mar Adriático y finaliza en el sur de Italia, por lo que puede facilitar el suministro de gas a varios países del sureste de Europa.

El gasoducto es una parte clave del Corredor Sur de Gas y es considerado estratégica y económicamente importante para Europa, que así elude el gas y el territorio ruso.

El TAP tiene una capacidad operativa de 10.000 millones de metros cúbicos de gas natural al año, si bien con la adición de dos estaciones compresoras y la modificación de las existentes esta cifra puede aumentar a 20.000 millones de metros cúbicos al año.El coste del proyecto se calcula en unos 4.500 millones de euros.