Los costes de la eólica y la solar cayeron un 10% y los de las baterías un 19% en 2019

Los costos de la energía eólica y la solar disminuyeron en más del 10% en 2019, y los de las baterías lo hicieron en un 19% según el último informe del Observatorio Mundial de Mercados de Energía (WEMO) de Capgemini.

El informe WEMO observó que “se registran costos consistentemente más bajos mes tras mes. Las baterías de iones de litio utilizadas en el almacenamiento estacionario y los mercados de vehículos eléctricos disminuyeron un 19% en 2019, según WEMO, con el anuncio de 115 proyectos de megafábricas de baterías de iones de litio, de los cuales 88 se encuentran en China.

Otras «observaciones clave» de la edición 2020 del informe WEMO incluyen la caída significativa en el consumo debido a Covid-19, que ha llevado a la mayor reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) desde la Segunda Guerra Mundial, aunque el cambio climático a largo plazo sigue planteando objetivos muy desafiantes.

Se espera que las emisiones disminuyan en un 7-8% estimado en 2020, como resultado de las restricciones de movilidad y una fuerte desaceleración industrial.

Con la desaceleración del crecimiento económico mundial en 2019, el crecimiento del PIB de los países del G20 fue 0,8 puntos porcentuales por debajo del año anterior y el crecimiento de la demanda de energía se desaceleró con un aumento del consumo de solo un 0,7%, en comparación con el 2,2% en 2018.

Si bien las emisiones globales continuaron aumentando en un 0,6% en 2019 (el nivel más alto de la historia), las del sector energético cayeron específicamente un 0,4% debido a una combinación de factores que incluyen un un cambio del carbón al gas, el crecimiento de las energías renovables y las mejoras en la eficiencia energética.

La asesora senior de energía y servicios públicos de Capgemini, Colette Lewiner, dijo: “Esta disminución de emisiones de 2020 está relacionada con el período de confinamiento y las restricciones a la movilidad. “Es probable que las emisiones vuelvan a aumentar a medida que el mundo se recupere de la pandemia. A modo de ilustración, se necesitaría una restricción similar, todos los años durante los próximos 10 años, para seguir la trayectoria ambiental correcta, lo que por supuesto es inviable. Se necesitan cambios profundos para alcanzar los objetivos de la lucha contra el cambio climático”.

El informe de WEMO señaló que con la proporción cada vez mayor de generación de fuentes renovables intermitentes (energía eólica y solar), el equilibrio de la red es más difícil y la seguridad del suministro podría verse en peligro.

Esta situación quedó ilustrada tanto en Europa como en Estados Unidos este año. En abril de 2020, durante el bloqueo, el consumo de electricidad disminuyó en Europa, combinado con un clima soleado y ventoso, lo que se tradujo en una alta proporción de electricidad renovable en la red.

Casi se produjeron apagones en Alemania y en el Reino Unido, lo que demuestra que las redes y las regulaciones «no se han adaptado» para hacer frente a la alta proporción de energías renovables planificadas para finales de la década, según el informe.

El director de energía y servicios públicos de Capgemini, Philippe Vie, agregó: «Numerosas herramientas y activos digitales están maduros y disponibles para mejorar la previsibilidad, confiabilidad, estabilidad de la red y, finalmente, la seguridad del suministro, acelerando la transición energética».