Accionistas minoritarios sindican sus acciones y quieren cesar al consejo de Abengoa para elegir a Fernández

Los accionistas minoritarios de Abengoa, agrupados en la plataforma AbengoaShares, y que se habían dividido en dos facciones, han decidido sindicar sus acciones «para convertirse en accionista de referencia de Abengoa SA». AbengoaShares ha indicado que su intención es solicitar «una nueva junta extraordinaria esta misma semana para cesar al actual consejo de Abengoa SA y nombrar a Clemente Fernández González presidente de la empresa».

Los accionistas minoritarios se atribuyen una representatividad del 10%, cuando el porcentaje necesario para solicitar la convocatoria de la junta de accionistas es de un 3%.

En el auto de 29 de septiembre del juez del Juzgado de lo Mercantil nº1 de Sevilla, Javier Carretero Espinosa de los Monteros, de rechazo de las medidas cautelares solicitadas por AbengoaShares sobre el Acuerdo de Reestructuración de 2019, reconocía la legitimidad procesal de esta plataforma como tenedora de 844.177,58 euros en acciones, el 2,35% del capital social de Abengoa, cifrado en 35.865.862 euros, cuando les bastaba ostentar el 1% del capital.

Los accionistas minoritarios han proclamado en un comunicado «la ratificación de su estrategia original», en alusión al control de la sociedad matriz para llegar a acceder a la participada Abengoa Abenewco 1, que tiene como presidente ejecutivo a Gonzalo Urquijo.

La sindicación de acciones «pretende dotar de unidad formal a los accionistas minoritarios», indica AbengoaShares en su comunicado, que asegura que sus integrantes «nunca han cambiado de estrategia».

Los accionistas minoritarios esgrimen que ellos ganaron la junta de accionistas del día 22 de diciembre con «un apoyo del 19,51% del accionariado, el 74% de los votos, mientras que Gonzalo Urquijo quedó muy lejos con un 3,75%», un porcentaje que han asegurado «está principalmente formado por el 2,85% del Banco Santander y otras participaciones menores de entidades financieras».

AbengoaShares ha trasladado que «su principal objetivo es salvar la compañía y consolidarla como uno de los líderes mundiales en su sector», mientras que han reprochado que ha sido la trayectoria contraria del consejo presidido por Gonzalo Urquijo, de quien afirman que «ha dejado a la empresa en situación de coma durante todo 2020 y al que ahora parece que se han unido los tres consejeros Juan Pablo López-Bravo, Margarida Smith y Jordi Sarrias».

La plataforma de los accionistas minoritarios ha asegurado que «estuvo trabajando en privado con Marcos de Quinto» y que «desconoce qué ha sucedido durante el mes de diciembre para que Marcos de Quinto, Juan Ignacio Trillo y especialmente Juan Pablo López-Bravo, Margarida Smith y Jordi Sarrias hayan decidido traicionar de forma tan ignominiosa a los accionistas minoritarios».

AbengoaShares ha apelado a uno de los hechos que motivó la ruptura de los accionistas minoritarios, la oferta que hizo Abengoa a los accionistas de recibir un 12% de las llamadas Participaciones en el Incremento de Valor (PIV) en la valoración de Abengoa Abenewco 1 a partir de lo que la multinacional denominó como un evento de liquidez, la compraventa de la empresa o una oferta de adquisición de acciones, sobre una valoración de partida de Abenewco 1 de 270 millones de euros.

«Los accionistas rechazaron la propuesta de los PIV al no contar con ninguna garantía real ni legal», han afirmado.

AbengoaShares ha reivindicado que la estrategia era «mantener la estrategia original y nombrar a Clemente Fernández presidente tras la renuncia de Marcos de Quinto» y ha trasladado que «ni Juan Pablo López-Bravo, ni Margarida Smith ni Jordi Sarrias manifestaron estar en contra hasta el mismo día de la junta en el que decidieron plantar a Clemente Fernández y al resto de gestores de la plataforma».

«COLABORADORES DE UN PRESUNTO ALZAMIENTO DE BIENES»

«Estos 3 consejeros están actuando en contra del mandato de los accionistas y no están legitimados para tomar ninguna decisión», ha sostenido la plataforma de los accionistas minoritarios, que ha argumentado que los tres nuevos integrantes del consejo de administración de Abengoa «están contraviniendo los acuerdos aprobados en la Junta del 17 de noviembre, pasando a ser directos colaboradores del cesado Urquijo, así como incurriendo en un presunto alzamiento de bienes y en una presunta administración desleal».

Los accionistas minoritarios afirman que «estudian denunciar ante la Fiscalía en las próximas semanas para dirimir sobre los presuntos ilícitos cometidos».

AbengoaShares reprocha a los rectores de Abengoa que «la empresa no ha presentado cuentas en junio, ni septiembre, ni previsiones para el cierre del año», una información, que, han advertido, «debe ser pública para todos los accionistas», a lo que suman que se les niega «por el simple hecho de firmar un contrato de confidencialidad como pretenden».

«Ahora son Juan Pablo López-Bravo, Margarida Smith y Jordi Sarrias los responsables y están incurriendo en graves hechos al no publicarlas», ha apuntado AbengoaShares.

La plataforma de los accionistas AbengoaShares rechaza «taxativamente» acudir a la reunión planteada por Juan Pablo López-Bravo para este lunes, de la que han afirmado que «tiene la aparente finalidad de mostrar la situación financiera real de la empresa».

«No acudirá nadie en representación de la plataforma AbengoaShares», han apuntado, mientras ha argumentado que «no puede existir la llamada ‘paz social’ mientras se vulneren los derechos de los accionistas y los actuales consejeros no acaten el mandato del 74% de los accionistas que les nombraron en la última junta de accionistas».

Abengoashares ha trasladado que «aboga por un acuerdo de restructuración donde los accionistas tengan al menos un 30% de la compañía Abenewco1», mientras que ha ironizado sobre el acuerdo de los PIV para afirmar que si «es tan bueno, la agrupación propone que los acreedores podrán ceder parte del porcentaje de Abenewco1 y cobrar el resto en PIV».

«LA REFINANCIACIÓN DEL 6 DE AGOSTO, MEJOR Y ÚNICA SOLUCIÓN»

Si el día 22 Abengoa comunicó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) la elección de Juan Pablo López-Bravo como presidente de la compañía, un día después, miércoles 23, en otra comunicación a la CNMV, el nuevo consejo de administración sostuvo que «la refinanciación convenida el 6 de agosto de 2020 es la mejor y única solución para el grupo».

Trasladó su «convicción» de que demorar su ejecución más allá del día 31 de este mes «conduciría a la liquidación del grupo, a la pérdida de miles de empleos y a la destrucción total de valor para Abengoa SA y para sus accionistas».

El nuevo consejo de administración de Abengoa aseguró que «ha realizado una revisión urgente de la situación de Abengoa y de su grupo», que ha abordado con «el equipo directivo, con representantes de los trabajadores, con los asesores externos y con la entidad (KPMG) autora de una valoración independiente».