Aspapel cree que el Estatuto Electrointensivo supone un punto de partida importante de apoyo a la industria

La Asociación Española de Fabricantes de Pasta, Papel y Cartón (Aspapel) ha aplaudido la aprobación del Estatuto del Consumidor Electrointensivo y ha considerado que debe «suponer un punto de inflexión y un primer instrumento de apoyo a la industria española tras el grave deterioro de la economía provocado por el Covid-19».

En un comunicado, la asociación señala que la figura del consumidor electrointensivo será «decisiva» en el reparto de los fondos europeos de reconstrucción, que se anuncian dirigidos a una serie de ecosistemas industriales y entre ellos el de las industrias intensivas en energía.

El Gobierno aprueba el Estatuto del Consumidor Electrointensivo para rebajar la factura eléctrica de la gran industria

No obstante, considera que las compensaciones que recoge el Estatuto «no son la solución definitiva» para la industria exportadora, ya que el diferencial de precios con los competidores europeos persiste, aunque «representan al menos un punto de partida y un punto de inflexión en el apoyo a la industria».

Por ello, Aspapel anima al Gobierno a, una vez aprobado el Estatuto, «trabajar para dotarlo de más herramientas», como las compensaciones sobre los peajes de transporte y distribución y sobre las medidas derivadas de la Ley 15/2012 de medidas fiscales para la sostenibilidad energética, convirtiéndolo «en una potente herramienta de competitividad industrial, en unos momentos en que el Covid-19 está suponiendo un reto sin precedentes para toda la industria».