El Corredor Sur de Gas estará listo para su explotación a finales de diciembre

El Corredor Sur de Gas, un proyecto crucial para Europa para reducir la dependencia del gas ruso, estará listo para su explotación a finales de diciembre, según anunció este martes el presidente azerbaiyano, Ilham Alíev.

«Para finales de diciembre estará listo el Corredor Sur de Gas, su último tramo el TAP (gasoducto Transadriático) está preparado para su explotación», dijo Alíev en un discurso a la nación.

El mandatario azerbaiyano agregó que Bakú ha creado no solo corredores de gas y petróleo, sino también de energía eléctrica y transporte.

«Tenemos el corredor energético Azerbaiyán-Georgia-Turquía. El corredor energético Rusia-Azerbaiyán-Irán. También el corredor de transporte Rusia-Azerbaiyán-Irán», aseveró.

La semana pasada, Azerbaiyán adelantó que comenzará a finales de año el suministro de gas a Europa a través del TAP, uno de los tres segmentos del Corredor Sur de Gas y estratégico para el Viejo Continente.

El gasoducto, que transportará gas natural desde el gigante yacimiento Shah Deniz II, en el sector azerbaiyano del mar Caspio, a Europa, ya ha sido llenado en la frontera greco-turca hasta el terminal receptor en el sur de Italia.

El Transadriático, de 878 kilómetros de longitud, conecta el gasoducto de Gas Natural Transanatolio (TANAP) en la frontera turco-griega en Kipoi, cruza Grecia y Albania y el mar Adriático y finaliza en el sur de Italia, por lo que puede facilitar el suministro de gas a varios países del sureste de Europa.

El TAP tiene una capacidad operativa de 10.000 millones de metros cúbicos de gas natural al año, si bien con la adición de dos estaciones compresoras y la modificación de las existentes esta cifra puede aumentar a 20.000 millones de metros cúbicos al año. El coste del proyecto se calcula en unos 4.500 millones de euros.

Mientras, todo el Corredor Sur de Gas tiene una longitud de unos 3.500 kilómetros y un coste de unos 34.500 millones de euros.