La muerte lenta de la cogeneración: más de 40 plantas pierden su retribución tras el puente

La medida que en 2018 alargó dos años la vida útil regulada de 46 instalaciones de cogeneración vence el próximo martes, 8 de diciembre, ha indicado este viernes la Asociación Española de Cogeneración (Acogen), que ha señalado que ésto va a ocurrir en medio de la crisis de la covid-19.

El real decreto-ley 20/2018, de medidas urgentes para el impulso de la competitividad económica en el sector de la industria y el comercio, justificaba la extensión de la vida útil por ser la cogeneración un instrumento relevante para la mejora de la eficiencia energética y la reducción de las emisiones en los usos industriales de la energía.

Las plantas industriales que se verán afectadas al decaer esta medida pertenecen a los sectores cerámico, papelero, químico, refino y textil.

Estas empresas se quedarán sin marco retributivo al vencer la prórroga de dos años y no haberse elaborado en ese tiempo un marco de renovación.

Acogen ha advertido de que, aunque en un primer momento se verán afectadas 46 cogeneradoras, que suman una potencia de 442 megavatios (MW), en tres años serán doscientas, un tercio del total, que suman 1.500 MW.

La asociación recuerda que el sector lleva siete años esperando un Plan Renove contemplado en la Ley del Sector Eléctrico de 2013.

Según Acogen, el Gobierno les comunicó su intención de solucionar el problema con una subasta de régimen retributivo específico que no ha convocado.

Explica que la industria intensiva en calor necesita mantener activas las cogeneraciones para preservar la actividad industrial asociada hasta que llegue un nuevo marco retributivo.

El Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) contempla la transición a diez años de sólo 1.200 MW de los 2.600 MW de cogeneración en funcionamiento que acabarán su vida regulada en se plazo.

Según Acogen, recortar la cogeneración implicaría subir un 20% los costes energéticos de las industrias, empeorando en un 15 %, al menos, la eficiencia energética en los sectores industriales intensivos en calor.

Por eso, los cogeneradores piden que se revise el PNIEC para potenciar la industria en la futura Ley de Cambio Climático y Transición Energética, adecuándola al nuevo contexto tras la covid-19.

Las dos asociaciones de cogeneración -Acogen y Cogen- han pedido también al Gobierno que no demore más la publicación de las subastas para cogeneración.