Volvo invertirá 68 millones para producir motores eléctricos de forma interna

La firma automovilística Volvo Cars invertirá 700 millones de coronas suecas (más de 68 millones de euros al cambio actual) para establecer una producción interna completa de motores eléctricos en los próximos años, por lo que comenzará a ensamblar mecánicas ‘cero emisiones’ en su planta de Skövde (Suecia).

Tal como ha indicado la compañía, Volvo tiene el objetivo de convertirse en un fabricante de modelos eléctricos premium, por lo que para 2025 prevé que el 50% de sus ventas sean coches eléctricos y el resto híbridos.

Su fábrica de Skövde ha estado operativa desde la fundación de Volvo en 1927, por lo que ahora estas instalaciones continuarán acompañando a la empresa en el futuro. En una primera etapa, esta factoría ensamblará motores eléctricos, mientras que más adelante todo el proceso de fabricación de estas mecánicas se desarrollará allí.

«El primer Volvo de 1927 estaba propulsado por un motor construido en Skövde. El equipo está altamente capacitado y comprometido con cumplir con los más altos estándares de calidad», ha indicado el vicepresidente senior de Operaciones Industriales y Calidad, el español Javier Varela.

La marca ha subrayado que llevar el desarrollo y la producción de motores eléctricos a nivel interno permitirá a los ingenieros de Volvo optimizar más las mecánicas y obtener más beneficios en términos de eficiencia energética y rendimiento.