Endesa dice que la luz es cara en España por las cargas que asumió el sector

El consejero delegado de Endesa, José Bogas, ha dicho este lunes que la energía eléctrica en España es cara no porque sea cara su generación o distribución, sino «porque hay toda una serie de cargas que asumió el sector eléctrico y que no tiene ningún sentido que sólo pague el sector eléctrico».

Bogas, que ha participado, junto al consejero delegado de Enel (el grupo italiano propietario de Endesa), Francesco Starace, en un evento virtual organizado por Nueva Economía Fórum, ha citado, en este sentido, las primas para el desarrollo de las renovables de los años 2007-2008, cuyo coste todavía se paga en el recibo eléctrico.

Ha indicado que el esfuerzo del sector eléctrico por desarrollar las renovables «se hizo en beneficio de todos los demás» y ha señalado que el objetivo era nacional, «no un objetivo del sector eléctrico».

Según Bogas, esta «carga extraordinaria», así como otras cuestiones que se aplican en la factura de la luz y que no tienen que ver con el coste de la generación y la distribución de la energía, hace que la electricidad en España «sea más cara que la media de la UE», si bien ha recordado que hay países que tienen precios más elevados, como Alemania y Dinamarca.

Ha valorado el paso que ha dado el Gobierno al crear el Fondo Nacional para la Sostenibilidad del Sistema Eléctrico, que sacará de los costes fijos de la factura la financiación a las renovables y que se nutrirá no sólo con aportaciones de los comercializadores de luz, sino también de gas y productos petrolíferos.

Según Bogas, ese fondo «lo que pretende es repartir» y ha explicado que, mientras que la energía eléctrica sólo representa el 25 % del consumo de energía total, el resto es básicamente petróleo y gas.

El consejero delegado de Endesa ha señalado que, teniendo en cuenta esa relación, el sector eléctrico debería asumir sólo el 25 % de las aportaciones al fondo, aunque va a soportar más de un 30 % y, además, no desde un primer momento porque se va a hacer de forma gradual.

Ha añadido que él aplaude la medida no sólo por buscar una disminución del precio de la electricidad, sino por lanzar una señal para descarbonizar la economía.

Bogas ha destacado la buena respuesta del sector eléctrico durante las nevadas ocasionadas por la borrasca Filomena en lo que se refiere a las redes de distribución y transporte, pues básicamente no ha habido ningún incidente notable con la «tremenda nevada» y mientras «han caído árboles, de todo, la red ha aguantado bastante bien».

Respecto a la subida de la luz estos días, ha explicado que ha coincidido con una cierta escasez de gas, la subida del precio de los derechos de CO2 y el incremento de la demanda por la ola de frío, que ha llevado a que los costes marginales de la electricidad sean muy elevados en este momento.

No obstante, ha recordado que en todo 2020 hubo una bajada importante del precio de la electricidad, provocado por la caída de la demanda por las restricciones para frenar el coronavirus y también de los precios de las materias primas en los mercados.

El consejero delegado de Enel, Francesco Starace, ha indicado que sería muy útil «poner a todos ante la verdad de los costes energéticos» sin todo lo que se pasa en la factura que nada tiene que ver con los consumos eléctricos y los costes de la electricidad.

Ha considerado que sería bueno que las tarifas eléctricas se armonizaran en Europa, «pero no hay una autoridad regulatoria europea que pueda hacerlo», y ha opinado que «sería una óptima idea que, en este momento de refundación del sistema energético» se hiciera algo en ese sentido.

«Una armonización de los sistemas tarifarios es importante y necesaria», ha dicho Starace, que ha indicado que Enel ha tomado la idea del Gobierno español de crear ese fondo de sostenibilidad, ha hecho un estudio y se lo ha propuesto al Ejecutivo italiano porque considera «muy feliz» y una «buenísima idea» esa iniciativa española que, ha dicho, pone claridad sobre el coste de la energía. EFECOM