Entra en servicio una nueva interconexión entre Francia y Reino Unido de 1.000MW

Una nueva interconexión eléctrica de 1.000 megavatios entre la costa norte francesa, y el sur de Inglaterra entra en servicio comercial este viernes, tras 33 meses de obras y otros 3 de pruebas, para incrementar las capacidades de intercambio entre Gran Bretaña y Francia en un 50 %.

El gestor francés de redes eléctricas RTE explicó este jueves en un comunicado que la nueva infraestructura submarina, en la que se han invertido 800 millones de euros, se ha desplegado a lo largo de 200 kilómetros entre Bellengreville, en las proximidades de la ciudad normanda de Caen, y Fareham, cerca del puerto británico de Portsmouth.

Hasta ahora, Francia y el Reino Unido estaban unidos desde 1986 con otra interconexión de 2.000 megavatios.

Francia intercambia electricidad con sus siete países vecinos a través de 51 líneas eléctricas. Con España, las capacidades actuales son de 2.800 megavatios y está previsto que suban hasta 5.000 con un proyecto de cables submarinos por el Golfo de Vizcaya cuya entrada en funcionamiento debería producirse en 2026-2027.