España pasa de tener la electricidad más cara a la más barata de Europa en sólo dos semanas

8 de enero de 2021. El precio de la electricidad se dispara hasta los 94,99 €/MWh. Se forma una especie de tormenta perfecta en los mercados energéticos que hace aumentar el precio de la electricidad. Una fuerte demanda por las bajas temperaturas, tensión en los mercados de GNL por parte de la región Asia Norte que se traslada a los mercados del resto del mundo. Argelia baja una cuarta parte la entrada de gas a España. El precio del gas se va hasta lo 55 €/MWh. A ello hay que sumar el precio del CO2 en cotas récord de 35 €/tonelada. Todo ello encarece los costes de producir electricidad con los ciclos combinados que entran con fuerza en el mix de estos días por la alta demanda.

23 de enero de 2021. El precio de la electricidad cae hasta los 27,5 €/MWh. Se va la ola de frío, suben las temperaturas, por tanto baja la demanda eléctrica. Entran nuevas borrascas con fuertes vientos y algo de agua. La eólica cubre aproximadamente la mitad del mix eléctrico. Los precios del gas por debajo de la mitad de hace dos semanas en unos 22 €/MWh en Mibgas. E incluso el precio del CO2 baja un poco hasta 33 €/t.

Así de volátil es el mercado mayorista de electricidad, que igual te marca precios muy caros que en solo dos semanas fijas precios bastante bajos. España ha pasado de tener la electricidad más cara de Europa a la más barata del Viejo Continente. Y todo porque las circunstancias que afectan a los mercados han cambiado.

Sigue siendo el mismo sistema marginalista el que ofrece ahora los 27,5 €/MWh, y no es casual que ya hayan desaparecido todos los alarmistas, del ámbito de la política y de muchos medios de comunicación, que solo se acuerdan de Santa Bárbara cuando truena.

Las acusaciones de que las eléctricas nos roban ya no se oyen o leen en redes sociales. Ni las creaciones de empresas eléctricas públicas o ya no se quiere nacionalizar ninguna eléctrica. El mercado se ha encargado de poner a cada uno en su sitio. Ya no se abren telediarios con el escandaloso precio de la electricidad.

Es lo que tiene un mercado que depende mucho de los efectos meteorológicos. Se depende del viento y el sol para producir energía renovable. Se necesita que llueva durante el año para tener hidroeléctrica y sobre todo depende de la demanda energética que sube en capítulos con muy altas o bajas temperaturas.

El precio de este sábado es el más barato pero a mucha diferencia de otros países europeos, incluso más barato que el NordPool, que suele ser la electricidad más barata en el Viejo Continente.

Así, Francia registrará un precio de 51,8 euros por MWh, Alemania de 51,7 euros por MWh y Reino Unido de 64,8 libras (unos 72,7 euros) por MWh de UK.

Para la semana que viene, los futuros de la electricidad en España también apunta a un mantenimiento de esa estabilización en los precios, con 50,5 euros MWh, por debajo de Francia (54,3€/MWh) y Alemania (55,35€/MWh).

De esta manera, el precio de la electricidad deja atrás los máximos registrados en las semanas anteriores en plena borrasca ‘Filomena’. El pasado 8 de enero alcanzó un récord de 94,99 euros por MWh y el miércoles y jueves de la pasada semana registró 89,94 y 87,25 euros por MWh, respectivamente.

Entre las 22.00 y las 23.00 horas los consumidores que dispongan de tarificación por horas pagarán la electricidad más cara del día, con 49,98 euros por MWh, mientras que la hora más barata de este sábado se dará a las 5.00 horas, con 10,25 euros por MWh.

Ahora, con esta electricidad tan barata solo se beneficiarán los 11 millones de consumidores de la tarifa PVPC o tarifa regulada. Sin embargo, los que tienen la tarifa fija pagarán bastante más estos días.

Tal y como recomienda la CNMC, la tarifa regulada es la más barata de todas y se demuestra año a año en el mercado eléctrico. Es más volátil pero a la larga es mejor para el bolsillo de los consumidores.