IdentiFlight, el sistema que reduce en un 82% el número de muertes de aves rapaces en parques eólicos

Un estudio reciente ha demostrado que una tecnología desarrollada en EEUU ha reducido significativamente las colisiones de aves en un parque eólico en Wyoming. La tecnología IdentiFlight fue objeto de un estudio independiente, titulado ‘La reducción automatizada de turbinas eólicas reduce las muertes de águilas‘, publicado recientemente en el Journal of Applied Ecology.

El estudio, realizado por The Peregrine Fund, en cooperación con Western EcoSystems Technology y el Servicio Geológico de EEUU, en el parque eólico, dio como resultado una reducción del 82% de las muertes de águilas.

El vicepresidente senior de IdentiFlight, Ben Quinn, dijo: “Las colisiones de aves con palas de turbinas han sido una preocupación desde hace mucho tiempo en la industria eólica. La tecnología de detección de aves IdentiFlight se desarrolló para abordar este problema y promover la coexistencia exitosa de la vida silvestre aviar y la energía eólica. Ahora tenemos evidencia concluyente de que IdentiFlight se puede utilizar como una solución de mitigación y minimización para proyectos eólicos actuales y futuros».

El director de ciencias de la conservación global del Fondo Peregrine y autor principal del estudio, Chris McClure, agregó: «Estos resultados muestran que el uso del sistema IdentiFlight puede disminuir el número de muertes de águilas en instalaciones de energía eólica, reduciendo el conflicto entre la energía eólica y la conservación de rapaces. A medida que esta tecnología continúa desarrollándose y mejorando, tiene el potencial de impactar enormemente la conservación de las aves de rapiña en todo el mundo”.

El sistema IdentiFlight se implementa comercialmente en proyectos de todo el mundo y ha rastreado y documentado activamente más de 2,2 millones de huellas de águila. Las imágenes documentadas aumentan en más de 10 millones cada año con más de 47 millones de imágenes de especies protegidas recopiladas.

Con cada imagen, el sistema IdentiFlight se vuelve más preciso y robusto mediante el uso de técnicas de inteligencia artificial, dijo la compañía.Una de las ventajas del sistema IdentiFlight es su “capacidad para aprender de la enorme cantidad de datos” recopilados diariamente de águilas y otras especies de aves protegidas en todo el mundo.

Quinn agregó: «De hecho, IdentiFlight ha logrado mejoras importantes en el tiempo transcurrido desde que se completó este estudio con capacidades ampliadas y nuevas especies de aves agregadas para satisfacer mejor las necesidades globales, incluidos milanos rojos y negros, águilas reales, águilas calvas y águilas de cola de cuña, águilas de cola blanca, águilas manchadas menores y cóndores. “Estamos entusiasmados con el futuro de IdentiFlight y esperamos seguir demostrando que la vida silvestre y la generación eólica pueden coexistir”.

Las torres IdentiFlight operan como un sistema autónomo que detecta, clasifica y reduce turbinas específicas que podrían representar un riesgo para el ave.  El sistema detecta un ave hasta un kilómetro de distancia, clasificándola como especie protegida como un águila (o no) en tiempo real.

Las torres IdentiFlight se pueden colocar para cubrir múltiples turbinas en un solo parque eólico. Cuando se instala como una red con cobertura aérea superpuesta, los sistemas trabajan juntos para brindar la mayor protección posible para la actividad aviar en el área.