Repsol e Ibereólica avanzan con su primer parque eólico conjunto en Chile

Repsol y el Grupo Ibereólica Renovables han avanzado en la construcción de su primer parque eólico conjunto en Chile, de 189 MW de potencia, con el envío desde Bilbao de los principales componentes tecnológicos de sus aerogeneradores y la entrada en operación comercial de la primera fase de este proyecto.

Desde el puerto de Bilbao saldrán los nacelles de los 22 aerogeneradores de Siemens Gamesa que integrarán la segunda fase del parque eólico Cabo Leones III, que tendrá 110 MW de capacidad instalada, según han informado ambas compañías.

El parque eólico está ubicado en la Comuna de Freirina, en la provincia chilena de Huasco, y tendrá una capacidad total de generación renovable de 189 MW, dividido en dos fases, de 79 MW y 110 MW.

Este parque forma parte de la cartera de proyectos en Chile de la «joint venture» creada en julio pasado entre Repsol y el Grupo Ibereólica Renovables.

La primera fase del parque eólico entró en diciembre en operación comercial y producirá al año 280 GWh de energía limpia, evitando la emisión a la atmósfera de 94.000 toneladas de CO2 al año.

La segunda fase comenzó a construirse en julio de 2020 y la previsión es que entre en operación comercial en el segundo trimestre de 2021.

La unión de Repsol y el Grupo Ibereólica Renovables permitirá desarrollar, construir y poner en operación en Chile, a corto plazo, en el periodo que va hasta 2023, además de Cabo Leones III, los proyectos eólicos Atacama y Antofagasta -con una capacidad total instalada, respectivamente, de 180 y 794 MW-; y el fotovoltaico Elena, de 540 MW.