Todos los contratos de mantenimiento de gas cesarán al rescindir suministro

El Ministerio para la Transición Ecológica cambiará la normativa para que los servicios de mantenimiento de gas queden automáticamente resueltos cuando se rescinda el contrato de suministro con el que fueron contratados, salvo que el consumidor solicite expresamente lo contrario.

Este cambio se hará para cumplir con una recomendación que hizo el Defensor del Pueblo en este sentido el pasado mes de agosto, tras las quejas de ciudadanos por la práctica habitual de las empresas suministradoras de ofrecer contratos por servicios de mantenimiento de las instalaciones cuya duración no está vinculada a la duración de los contratos de suministro.

Según ha explicado este lunes la institución, este tipo de contratos, que se suelen concertar al mismo tiempo que el suministro, siguen vigentes aunque el consumidor cambie de compañía, por lo que muchas veces se produce una duplicidad de los servicios de mantenimiento, que, al ser de duración anual, continúan vigentes año tras año por el olvido o descuido del momento en el que se deberían haber cancelado.

Muchos consumidores creen que estos contratos de mantenimiento quedan automáticamente resueltos una vez resuelto el principal, dice El Defensor del Pueblo, que explica que, sin embargo, esos contratos no se rigen por las mismas reglas que el suministro de electricidad y pueden existir obligaciones de permanencia, a veces, incluso, con penalización con importes elevados.

Ante esta situación, el Defensor del Pueblo solicitó información a la Dirección General de Consumo y a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Esta última comparte la preocupación por este asunto, que ya se ha resuelto en la normativa que regula el sector eléctrico.

Después de ser aceptada por el Gobierno su recomendación, la institución seguirá el proceso de revisión del real decreto de 2002 que regula las actividades de transporte, distribución, comercialización, suministro y procedimientos de autorización de instalaciones de gas natural.

En esa norma, se deberá introducir la previsión de que los contratos de suministro de gas y mantenimiento de la instalación se resuelvan de forma paralela.