Volkswagen reduce un 22% sus emisiones de CO2 en 2020 y cumple con el nuevo objetivo europeo

La marca automovilística Volkswagen redujo un 22% en 2020 las emisiones de dióxido de carbono (CO2) de su flota de vehículos vendidos en Europa, situándose con una media de 92 gramos por kilómetros recorrido, por debajo de los 95 gramos de CO2 que marca el nuevo objetivo europeo, a pesar que dicha meta tendrá que ser cumplida por el total del consorcio alemán.

Según datos provisionales de la compañía, las emisiones de sus vehículos nuevos vendidos en Europa bajaron un 22%, mientras que Volkswagen triplicó sus matriculaciones de modelos 100% eléctricos el año pasado.

«Volkswagen continúa avanzando en la transformación de la industria. En 2015, lanzamos la ofensiva eléctrica más grande y completa del sector. Al superar significativamente nuestros objetivos de CO2 hemos demostrado que la marca va por el camino correcto. En 2021, continuaremos acelerando la transformación hacia la movilidad eléctrica con nuevos modelos», ha subrayado el consejero delegado de la firma, Ralf Brandstätter.

En este sentido, entre 2020 y 2024 la compañía invertirá más de 11.000 millones de euros en movilidad eléctrica, con el objetivo de lanzar nuevos modelos ‘cero emisiones’. «Queremos convertir a Volkswagen en la marca más atractiva para la movilidad sostenible. Buscamos continuamente este objetivo», ha añadido Brandstätter.

Volkswagen entregó 212.000 coches electrificados en todo el mundo en 2020, de los cuales 134.000 unidades eran 100% eléctricos, lo que significa triplicar la cifra de 2019 gracias al lanzamiento del ID.3, que supuso 56.500 matriculaciones.