Baleares multa a Naturgy, Cepsa y Repsol por no incluir los impuestos en sus ofertas

La autoridad de Consumo del Govern balear ha multado a Naturgy, Cepsa y Repsol por no incluir los impuestos en sus ofertas tras una denuncia presentada por Facua.

Según ha informado Facua en un comunicado, Baleares es de momento la única Administración autonómica que ha comunicado a la asociación la aplicación de sanciones tras las denuncias que presentó en enero de 2020.

En sus resoluciones, la Dirección General de Consumo del Gobierno balear considera que las tres energéticas han incurrido en ‘infracción grave’ de la legislación de defensa de los consumidores y usuarios.

La multa, de 24.000 euros por compañía, es por publicitar ofertas comerciales que no incluían los impuestos indirectos, con lo que sus tarifas aparentaban ser mucho más económicas.

Facua interpuso en enero de 2020 denuncias contra diez comercializadoras ante las autoridades de protección al consumidor autonómicas por no indicar en sus ofertas el precio final, incluidos los impuestos indirectos, que en el caso de la luz representan el 27,2% (el IVA general más el impuesto especial sobre la electricidad).

La asociación también se dirigió al Ministerio de Consumo para solicitar que instara a las compañías a cumplir la ley general para la defensa de los consumidores y usuarios y promoviese expedientes sancionadores a través de las CCAA.

Facua asegura que ante la repercusión pública de este asunto, las compañías denunciadas «fueron paulatinamente corrigiendo su publicidad, aunque todavía hoy existen irregularidades». Las tres empresas sancionadas por Baleares ya habían cesado en esta conducta, pero son multadas igualmente por el incumplimiento previo.

Facua ha añadido que Baleares tiene abiertos más expedientes sancionadores contra otras energéticas, que todavía no han sido resueltos.

La organización de defensa de los consumidores ha explicado que detectaron que, además de omitir los precios finales, algunas compañías «ni siquiera aclaraban en sus páginas web que a las tarifas ofertadas había que sumarles los impuestos indirectos y otras incluían esta advertencia en un lugar poco visible». De hecho, añaden que en las menciones a los impuestos «también había omisiones sobre cuáles son los porcentajes que representan de incremento».