El centro de energía de Bizkaia funcionará en 2022 tras invertir 40 millones

El Energy Intelligence Center (EIC), ubicado en el futuro Parque Tecnológico de Ezkerraldea-Meatzaldea en Abanto-Zierbena (Bizkaia) y donde varias empresas del sector energético desarrollarán actividades de I+D+i para la transición energética, ha colocado este lunes la primera piedra de unas obras cuya finalización está prevista para otoño de 2022, y que cuentan con una inversión total de 39,7 millones de euros.

El acto simbólico, presidido por el lehendakari, Iñigo Urkullu, ha contado con la participación del diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria, la consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente, Arantxa Tapia, así como representantes de Petronor, AMPO, Tubacex, Tubos Reunidos y Vicinay, las primeras empresas del sector que tendrán presencia en el EIC.

Urkullu ha definido al EIC como el «efecto tractor» del futuro parque tecnológico, que «acogerá más de 50 empresas, generará dos mil empleos directos y registrará una facturación de más de 800 millones de euros».

En el nuevo edificio se ubicarán tanto la sede del Parque Tecnológico de Ezkerraldea-Meatzaldea como la del EIC, el cual «se ha proyectado como un espacio flexible que va a desarrollar conocimiento tecnológico y proyectos de I+D+i con cuatro líneas de trabajo relacionadas con la transición energética», ha explicado Tapia.

La consejera Tapia ha adelantado algunas cifras de la nueva infraestructura: tendrá una superficie útil de 18.932 metros cuadrados y una inversión conjunta de casi 40 millones de euros, la mitad destinados a la construcción del edificio y la otra mitad para el equipamiento y las instalaciones interiores, incluidos laboratorios especializados y talleres con maquinaria y tecnología.

«Esta primera piedra acoge una ambición: lograr situar a Euskadi como polo de referencia internacional en la energía, contribuyendo a consolidar la competitividad del sector y la presencia global de nuestras empresas», ha subrayado el lehendakari.

Para Rementeria, se trata de una apuesta «por lo eléctrico» y también «por convertirnos en el primer ‘hub’ del hidrógeno del sur de Europa y en un referente europeo en esta energía limpia».

«Ya somos un referente energético, y estoy convencido de que sabremos ser un referente energético sostenible también a futuro. EIC será el mejor aliado de esa transición», ha remarcado el diputado general de Bizkaia, para quien el proyecto «es uno de los claros candidatos a recibir fondos europeos».

«Euskadi impulsará iniciativas transformadoras y proyectos energéticos y estratégicos porque queremos construir futuro, un futuro económicamente competitivo y socialmente cohesionado», ha concluido el lehendakari.