El nuevo ë-Berlingo, fabricado en Vigo, se ofrece con una nueva instrumentación digital de 10 pulgadas

La firma automovilística Citroën ha destacado la «polivalencia» de la versión eléctrica de su Berlingo, que se fabrica en Vigo y llegará en el segundo semestre de este año con una nueva instrumentalización digital de 10 pulgadas de alta definición, disponible a partir de la versión Feel Pack.

Tal como ha indicado Citroën, el Ë-Berlingo es el «compañero ideal» para los amantes de la vida activa que quieren disfrutar del ocio con el confort añadido de su motor eléctrico, que suma suavidad y silencio a la conducción.

«La electrificación del Berlingo responde a un doble reto: proponer una autonomía suficiente y eliminar cualquier compromiso en el ámbito de la habitabilidad para permitir a las personas disfrutar e sus actividades en el sentido más amplio», ha asegurado la directora de Estrategia y Producto de Citroën, Laurence Hansen.

Con hasta 280 kilómetros de autonomía con una sola carga, el ë-Berlingo está disponible con dos longitudes de 4,40 y 4,75 metros y puede acoger hasta a siete personas a bordo.

«Todos estos elementos están entre las expectativas de este tipo de clientes y son estratégicos en un segmento en el que las carrocerías de este tipo, con un gran volumen útil, sufren en términos de emisiones de dióxido de carbono (CO2) y de consumo. Estamos orgullosos de que Berlingo, creador del segmento de los ludospaces, sea uno de los primeros en ofrecer esta alternativa», ha añadido Hansen.

Por todo ello, Citroën ofrece el modelo con elementos como el head-up display para hacer la conducción más fácil, así como su nueva instrumentación digital que presenta todas las informaciones útiles para el conductor.

La firma del nuevo grupo Stellantis (fusión de PSA y FCA) lanzará en el segundo semestre de este año el ë-Berlingo, que se ensambla en la factoría que el consorcio franco-italo-estadounidense tiene en Vigo.