El sector renovable exige solvencia para dar permisos de acceso, no sólo avales

Representantes del sector renovable consideran que para otorgar permisos de acceso a la red se debe exigir solvencia técnica y económica porque los avales económicos requeridos no son suficiente para garantizar la inversión.

Durante una jornada organizada por el Club de la Energía, el director general de la Asociación Empresarial Eólica, Juan Virgilio Márquez, se ha pronunciado en ese sentido y ha señalado que, cuando acabe la moratoria de admisión de nuevas solicitudes de acceso, volverá la avalancha de peticiones de permisos que provocó una saturación sobre muchos puntos de acceso.

Tras afirmar que el acceso tiene un fin público, porque la tarifa de la luz se paga entre todos, ha considerado necesario demostrar una experiencia previa, así como capacidad de obtener financiación, para asegurarse de que quien obtiene el permiso es capaz de poner en marcha la instalación.

El director de Regulación de Renovables de Endesa, Javier Rodríguez, ha destacado el avance que supone la nueva regulación para «evitar la especulación» en torno a los permisos de acceso, que no caducaban ni obligaba a quien los obtenía a hacer el proyecto.

No obstante, cree que se ha perdido una gran oportunidad para poner más herramientas que no sólo acaben con la expulsión del que no cumple los requisitos para seguir teniendo el permiso, al no haber establecido ningún criterio para evitar que se concedan a ese tipo de solicitantes.

En este sentido, ha dicho que solo se exige un aval y un anteproyecto, lo cual «no es una gran barrera» para obtener en un principio el permiso.

También ha señalado que la prelación temporal, es decir la concesión de los permisos de acceso por orden de presentación de la solicitud, que se mantiene en el nuevo marco regulatorio, se ha comprobado que «no funciona cuando hay una demanda sobrevenida».

Por su parte, el director general de la Unión Española Fotovoltaica (UNEF), José Donoso, ha dicho que la nueva regulación es muy positiva porque da certidumbre y dificulta la tarea a esas personas que solicitan permisos de acceso no para hacer proyectos.

Para Donoso, es fundamental que haya certidumbre sobre los proyectos, aunque ello incremente el riesgo de los promotores, y ha lamentado que se hayan pedido muchos gigavatios de capacidad de acceso sin tener detrás ningún proyecto.

En el caso de los concursos sobre potencia liberada, ha dicho que deben llevárselos quienes tienen la tramitación más avanzada, no los primeros que llegan, pues es lo que va a permitir acelerar que se generen puestos de trabajo, sustituir emisiones de CO2 y tener una energía más barata.

También ha valorado que se haya actualizado la potencia de cortocircuito, pues va a permitir reducir las necesidades de construcción de nuevas líneas con un elevado coste para el país.

Por último, el director general de APPA Renovables, José María González Moya, ha pedido levantar la moratoria sobre el acceso y conexión de las instalaciones renovables, que inicialmente estaba prevista para tres meses y va camino de los nueve.

Ha señalado que actualmente hay potencia fotovoltaica con acceso concedido a la red que excede en más de 70.600 MW el objetivo del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) para 2030, por lo que considera necesaria una planificación energética que incluya criterios tecnológicos y zonales que eviten desequilibrios.