Galán (Iberdrola) percibió 12,201 millones en 2020 con el bonus en acciones, un 16,9% más

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, recibió una retribución total de 12,201 millones de euros en 2020, incluyendo la remuneración en acciones correspondiente al bono estratégico 2017-2019, lo que supone un 16,9% más que el importe percibido el ejercicio anterior, según consta en el Informe anual sobre remuneraciones del consejo de administración que la compañía ha remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

De esta retribución total, 6,242 millones de euros corresponden a su salario, en línea con el del año pasado. De esta cantidad, 3,25 millones de euros son en concepto de retribución variable anual, 2,25 millones su salario fijo y 567.000 euros su retribución como presidente del consejo de administración.

Además, en abril de 2020 se realizó la primera entrega de acciones correspondiente al bono estratégico 2017-2019, aprobado por la Junta General de accionistas de 2017 y ligado a objetivos económicos y de reducción de emisiones. Dichos objetivos han sido plenamente cumplidos.

En virtud de este bonus, y previo informe de la Comisión de Retribuciones, el presidente de Iberdrola ha recibido por este concepto 633.333 acciones de la compañía a un precio de 8,92 euros por acción, por un valor de 5,652 millones de euros. Así, la retribución total asciende a 12,201 millones de euros.

La Comisión de Retribuciones ha realizado un análisis interno comparativo (‘benchmark’) sobre las retribuciones de competidores y empresas comparables. El informe concluye que «la retribución del presidente y consejero delegado es inferior a la mediana de las comparables».

Por su parte, la retribución total del consejo de administración de la energética ascendió a 19,831 millones de euros en 2020, lo que supone un 9% más que el año pasado.

EL CONSEJO CONGELA SUS RETRIBUCIONES FIJAS PARA 2021

Para el ejercicio 2021, el consejo de administración ha acordado, por unanimidad y a propuesta de la Comisión de Retribuciones, mantener las retribuciones fijas de los consejeros por pertenencia al órgano rector y las cantidades en concepto de prima por asistencia a las reuniones.

Asimismo, el máximo órgano de gestión de la energética ha acordado mantener para este año la retribución fija y límite de retribución variable por el desempeño de sus funciones ejecutivas del presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, y del director general de los Negocios, Francisco Martínez Córcoles. Estas cantidades llevan congeladas ya varios años.

 

BENEFICIO RÉCORD DE 3.610,7 MILLONES

Iberdrola registró en 2020 un beneficio neto de 3.610,7 millones de euros, un 4,2% más. El crecimiento hubiera sido del 10% si se excluye el impacto del Covid-19, que fue de 238 millones de euros durante el ejercicio.

Además, el grupo llevó a cabo un récord histórico de inversiones por 9.246 millones de euros, un 13% superiores a las del ejercicio anterior. El 91% de este volumen se destinó al desarrollo de nuevos proyectos renovables y redes eléctricas para acelerar la recuperación, en línea con la estrategia del grupo.

La evolución de la cotización de la compañía también fue muy positiva a lo largo de 2020. La rentabilidad para el accionista, incluyendo el dividendo, se incrementó un 32,7%. Los títulos del grupo se revalorizaron un 27,5%, superando al Eurostoxx Utilities en 18 puntos porcentuales y al Ibex 35, en más de 40.