Iberdrola pone en marcha tres parques eólicos en Asturias con 92 MW

Iberdrola ha iniciado la puesta en marcha de tres parques eólicos en Asturias que suman 92 megavatios (MW), mientras avanza en la construcción de otro más con 36 MW, lo que le permitirá triplicar su capacidad renovable en la comunidad autónoma, ha informado este martes la compañía.

Los tres nuevos parques son los de Cordel-Vidural, con 37 MW y ubicado entre los municipios de Navia, Valdés y Villayón; Capiechamartín, con 34 MW y situado entre Tineo y Valdés, y Panondres, con 21 MW, entre Villayón y Valdés.

El cuarto parque, para el que Iberdrola ya tiene autorización administrativa, es el del Verdigueiro, que tendrá 36 MW y se ubicará entre Tineo y Villayón.

La inversión en todos estos proyectos asciende a 100 millones de euros y, según ha resaltado la multinacional energética, está contribuyendo a la dinamización del tejido industrial y el empleo local, con la participación de hasta 1.000 profesionales.

En operación, los parques eólicos generarán energía para abastecer a más de 100.000 hogares y evitarán la emisión a la atmósfera de 65.500 toneladas de CO2 del año.

Según Iberdrola, estos proyectos representan la construcción más compleja de parques eólicos que se ha realizado en España debido a la compleja orografía de un terreno montañoso y de difícil acceso.

Para alcanzar la cota de los parques, la 800 metros de altitud, los materiales -torres de entre 80 y 93 metros de altura, nacelles de 126 toneladas de peso y palas de 56 metros de longitud, entre otros- han tenido que ser transportados por angostos caminos de un solo acceso y con numerosas pendientes y curvas de hasta casi 180 grados.

Esta actividad ha requerido de una exhaustiva planificación para evitar condicionar los trabajos previstos y hacer posible la llegada de hasta 200 transportes diarios con diferentes materiales.