Madrid, la comunidad con mayor volumen de matriculaciones de vehículos eléctricos en 2020

Madrid es la región que más ha apostado por los vehículos eléctricos en 2020, con el mayor número de matriculaciones, 13.319 unidades de batería vendidas, de las 35.745 que sumó el conjunto del país el año pasado, según datos de la asociación empresarial para el desarrollo e impulso de la movilidad eléctrica (Aedive), que censa en cerca de 2.000 los conectores públicos de toda tipología en la Comunidad Autónoma.

Estos resultados han sido presentados durante la octava reunión de la Mesa Regional de la Movilidad Eléctrica de la Comunidad de Madrid, impulsada por la Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad y secretariada por Aedive, en la que ha participado medio centenar de representantes de empresas, asociaciones e instituciones públicas y privadas y donde se ha evidenciado el liderazgo de la región en el impulso de la electrificación de la movilidad rodada en España.

La reunión ha contado con la presencia del viceconsejero, Mariano González-Sáez, quien ha destacado ese liderazgo merced a la transformación paulatina del parque de autobuses a nivel municipal y regional o el despliegue de infraestructuras de recarga pública de baja, media y alta potencia en diferentes emplazamientos para garantizar la recarga de toda tipología de vehículos en diferentes escenarios.

González-Sáez también ha destacado los servicios de movilidad compartida eléctrica de coche, moto, bicicleta y microvehículos de uso personal de Madrid, así como el impulso de ayudas regionales y municipales para la adquisición de puntos de carga y vehículos eléctricos.

Igualmente, ha puesto en valor, entre las medidas llevadas a cabo por la Comunidad de Madrid, los bonos para el achatarramiento de vehículos antiguos de combustión para promover el uso compartido cero emisiones o la puesta por el I+D+i con autobuses eléctricos autónomos.

 

FUERTE PRESENCIA EN EL TRANSPORTE PÚBLICO

El 53% de los viajes en transporte público en la Comunidad de Madrid se realizan en modo eléctrico y el 50% de los autobuses está propulsado por energías alternativas, evitando la emisión de más de un millón de toneladas de dióxido de carbono (CO2) al año.

En cuanto a la estrategia en el ámbito de la flota de buses interurbanos en media y larga distancia, el 28% de los autobuses flota del Consorcio son propulsados por energías alternativas, con una antigüedad media de 4,9 años. Dado el reto que supone para la movilidad eléctrica la transformación de este parque con vehículos cero emisiones, se están llevando a cabo pruebas con nuevas tecnologías (híbridos, eléctricos, gas e hidrógeno) por parte de operadores de buses interurbanos de la Comunidad de Madrid.

Cabe destacar el primer autobús 100% eléctrico de la flota de autobuses del Consorcio, que se incorpora a las líneas urbanas de Aranjuez para comprobar eficiencia y adaptabilidad al entorno urbano mediante el modelo APTIS, fabricado por la empresa Alstom, con una autonomía de 200 km y operación diaria en condiciones normales, y que será recargado en las cocheras mediante sistema de carga nocturna suministrada por Endesa, con 120 kilovatios de potencia y dos conectores, lo que permitirá en un futuro la recarga inteligente y simultánea para dos vehículos.

También está prevista la puesta en marcha de proyectos piloto en autobuses interurbanos con 15 unidades eléctricas y 15 autobuses de hidrógeno para la movilidad urbana y metropolitana, respectivamente, a fin de analizar la viabilidad técnica y económica de estas tecnologías.

En cuanto a los proyectos desarrollados a través del Centro de Innovación del Consorcio Regional de Transportes, destaca la implantación y operación de una línea de bus eléctrico y autónomo en el recinto de la Universidad Autónoma de Madrid en el Campus de Cantoblanco; la creación de áreas Integradas con multi oferta de carga eléctrica en aparcamientos de intercambio modal Aparca+T de la Comunidad de Madrid, que pretende unificar la gestión de los aparcamientos intermodales en la región desde el Consorcio y con una oferta de servicios complementarios como puntos de recarga para vehículos eléctricos.

Asimismo, la creación de zonas reservadas en nodos de intercambio modal u otras localizaciones estratégicas para alimentación de energía eléctrica a los autobuses interurbanos eléctricos, bicicleta eléctrica y al vehículo privado eléctrico para el desplazamiento de última milla, optimizando cubiertas con paneles fotovoltaicos que coadyuven en las necesidades consumo de energía eléctrica y para el que hay previsto un proyecto piloto con
un consorcio de empresas.

La adaptación de los Intercambiadores de transporte para recarga de autobuses eléctricos, con 182 plazas de recarga eléctrica rápida que permita mantener el servicio de los autobuses eléctricos interurbanos.