Rosneft gana 1.633 millones de euros en 2020, un 79 % menos que un año antes

Rosneft, la mayor petrolera rusa, obtuvo un beneficio neto atribuido de 147.000 millones de rublos (1.633 millones de euros) en 2020, lo que supone una caída del 79 % con respecto al ejercicio precedente, informó hoy la empresa.

El director ejecutivo de Rosneft, Igor Sechin, explicó esta caída con la pandemia del coronavirus y calificó el 2020 de un año «muy difícil para la industria petrolera y gasística global».

«La pandemia del nuevo coronavirus condujo a una caída sin precedentes de la demanda de petróleo. La volatilidad de los precios alcanzó niveles críticos. Pese a ello Rosneft cumplió con sus compromisos para equilibrar la demanda y la oferta de los mercados», señaló.

El año pasado, el grupo, controlado por el Estado ruso, facturó 5,757 billones de rublos (90.000 millones de euros), lo que representa una caída del 33,6 % en comparación con 2019.

El beneficio bruto de explotación (ebitda) de la petrolera en los doce meses de 2020 a 1,2 billones de rublos (13.433 millones de euros), un 42,6 % menos.

«Hoy podemos afirmar con orgullo que no solo logramos superar exitosamente los retos de 2020, sino también demostramos que somos capaces de trabajar en las difíciles condiciones de un bajos precios sin precedentes», afirmó Sechin.

Agregó que en 2020 Rosneft «transformó e incrementó la calidad de nuestra cartera de extracciones», con la venta de activos con bajas ganancias y la realización de grandes proyectos de bajo costo y reservas de alta calidad, lo cual le permitió sobrevivir ante las difíciles condiciones económicas