Ximo Puig afirma que el consorcio de hidrógeno impulsará la descarbonización y al empleo

El president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha destacado este viernes el impulso a la descarbonización y al empleo que representa la iniciativa Orange.bat para incorporar el hidrógeno verde a la industria cerámica en Europa y que empezará con un proyecto piloto en la provincia de Castellón.

Se trata de «una gran noticia» para Castellón, ha resaltado el president, y se enmarca en la estrategia de la Generalitat en favor de las instalaciones de hidrógeno verde en la Comunitat Valenciana.

La iniciativa se encuentra entre las pioneras en España, según ha reconocido el Ministerio de Industria, y ayuda al sector cerámico, fundamental para Castellón y para la Comunitat, en el camino de la descarbonización.

Además, se alinea en las inversiones que suponen puestos de trabajo y dinamismo económico dentro de la Estrategia Valenciana para la Recuperación.

La iniciativa Orange.bat ha sido puesta en marcha por un consorcio internacional de 40 organizaciones de España, Alemania, Suiza, Italia y Grecia para incorporar el hidrógeno verde a la industria cerámica en Europa y que empezará con un proyecto piloto en la provincia de Castellón.

Esta alianza, liderada por la empresa tecnológica Etra y con la participación de Cobra -ambas del grupo ACS-, contempla el despliegue de un electrolizador de 100 MW y ya se ha presentado a la convocatoria europea del Green Deal para solicitar el apoyo de la Unión Europea a esta iniciativa, según señala en un comunicado.

Este consorcio incluye compañías industriales, centros de investigación, instituciones públicas y un grupo de empresas que consumirán el hidrógeno que se producirá.

La iniciativa tiene una estructura financiada por Smartenergy, que implementa la tecnología de Sunfire, con la experiencia técnica de Enel Green Power para la producción de hidrógeno verde y también con socios de investigación como el ITE (Instituto Tecnológico de la Energía), y cuenta con el apoyo institucional estratégico de la Generalitat Valenciana, que forma parte del consorcio.

Enel Green Power contribuye a Orange.bat centrándose en la etapa de producción de hidrógeno renovable del proyecto. De hecho, desarrollará, a través de su filial española Enel Green Power España, el papel de copropietario del proyecto junto con Smart-Energy Group y suministrará electricidad renovable.

La planta piloto a gran escala prevista se desplegará cerca de Castellón, en uno de los clústeres industriales cerámicos más importantes de Europa, que concentra el 95 % de la industria cerámica de España y genera el 33 % de las emisiones de CO2 de la Comunitat.