Audi reducirá a la mitad su consumo de agua en la producción de vehículos para 2035

La firma automovilística Audi prevé reducir a la mitad el consumo de agua necesario en la producción de sus vehículos para el ejercicio 2035, por lo que pretende tener ciclos de agua cerrados en todas sus factorías.

Tal como ha recordado la marca alemana, el agua potable es un recurso «valioso y escaso», ya que unos 2.200 millones de personas en todo el mundo no tienen acceso regular a ella. Sin embargo, el agua también es «esencial» en las diferentes etapas de la producción de automóviles, como en el taller de pintura o en las pruebas de fugas.

«Nuestro objetivo es reducir drásticamente nuestro consumo de agua dulce y reducir el consumo de agua por vehículo producido a la mitad para 2035. Siempre que sea posible, ya estamos usando agua reciclada que se ha utilizado varias veces en el ciclo y tratado. Nuestra visión es tener ciclos de agua cerrados en todas nuestras instalaciones», ha indicado el responsable de Producción y Logística de Audi, Peter Kössler.

Así, la compañía de los cuatro aros espera disminuir el promedio actual de alrededor de 3,75 metros cúbicos de agua utilizados por automóvil producido a unos 1,75 metros cúbicos por unidad para 2035.

Para ello, Audi ya está implementando medidas de reducción de consumo de aguas sobre todo en aquellos lugares donde el agua es un bien más escaso, como por ejemplo en México, donde su factoría es la primera del mundo en ensamblar vehículos sin aguas residuales, ya que filtra el agua utilizada y la vuelve a usar.

También en su fábrica de Neckarsulm (Alemania) instalará un ciclo cerrado de agua o en Ingolstadt (Alemania), donde la mitad del agua utilizada se trata y se puede volver a usar.