Iberdrola suministrará energía verde a Volkswagen y Seat en su impulso a la electrificación de la movilidad

Iberdrola, el grupo Volkswagen y Seat han reforzado su colaboración con la firma de una alianza estratégica para dar un nuevo impulso a la electrificación en España con el objetivo de suministrar energía renovable en la cadena de valor del vehículo eléctrico y desarrollar y crear una red de infraestructura de recarga pública.

En el marco del ‘Power Day’ del consorcio alemán, las tres compañías han alcanzado este acuerdo para ampliar su apuesta por la movilidad eléctrica. En primer lugar, este plan contempla el suministro de energía renovable a las instalaciones del grupo Volkswagen en la Península Ibérica, para avanzar en el objetivo de ser neutral en carbono en 2050.

La alianza, extensible a otros países, contempla también el suministro de energía con garantías de origen renovable y de otras soluciones energéticas a los clientes finales del grupo y a su red de concesionarios.

Otro de los ámbitos del pacto será el desarrollo de la infraestructura de recarga. Los tres socios estiman que, teniendo en cuenta la evolución prevista del parque de vehículos eléctricos en España, se necesitaría el despliegue de alrededor de 350.000 puntos para 2030. Por ello, la asociación permitirá cubrir las principales rutas españolas con puntos de carga.

«El acuerdo muestra el potencial de la unión de líderes de la industria para acelerar la descarbonización de la economía y su enorme impacto positivo en el entorno y la biodiversidad, así como en la recuperación económica, fortaleciendo la cadena de valor y creando millones de puestos de trabajo sostenibles en toda Europa», ha apuntado el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, que ha indicado que esta alianza es un «paso de gigante» hacia ese camino.

Por su parte, el consejero delegado del grupo Volkswagen, Herbert Diess, ha señalado que este acuerdo «sienta las bases» para el futuro de la movilidad eléctrica y es un «paso definitivo» hacia la electrificación de la Península.

«España tiene un gran potencial para convertirse en un ‘hub’ de movilidad eléctrica en Europa y para ello hay que transformar la segunda mayor industria europea del automóvil», ha añadido el máximo responsable del consorcio de Wolfsburg.

En la misma línea ha hablado el presidente de Seat, Wayne Griffiths, quien ha afirmado que es un momento «histórico» en el que hay la oportunidad de sentar las bases para el futuro industrial y sostenible del país, por lo que es «indispensable» crear un ecosistema para el vehículo eléctrico y la infraestructura de recarga.