La brasileña Braskem duplica sus pérdidas en 2020, hasta 985 millones

La petroquímica brasileña Braskem duplicó sus pérdidas netas atribuidas en 2020, hasta 6.692 millones de reales brasileños (985,8 millones de euros), debido al efecto de la depreciación del real frente al dólar y al impacto de 6.902 millones de reales (1.016,7 millones de euros) de los daños geológicos provocados por su producción dentro del Estado brasileño de Alagoas, según se desprende de su informe de cuentas anuales.

Durante 2020, la cifra de negocio de la empresa en moneda local creció un 12% con respecto al año anterior, con 58.543 millones de reales brasileños (8.626,3 millones de euros); mientras que su resultado operativo se expandió un 85%, hasta los 10.975 millones de reales (1.630 millones de euros).

La facturación del negocio en Brasil creció un 4%, hasta los 40.794 millones de reales brasileños (6.091 millones de euros); en Estados Unidos y Europa, las ventas crecieron un 46% en moneda local, hasta los 14.639 millones de reales (2.192,3 millones de euros); y en México, los ingresos se expandieron un 31%, con 4.001 millones de reales (599 millones de euros).

En diciembre de 2020, el Gobierno de México decidió cortar de manera unilateral el suministro de gas a la filial de la petroquímica en el país, Braskem Idesa. En marzo, la empresa retomaría su operativa en el país norteamericano, aunque con un nuevo contrato que supondría un aumento significativo de los costes del gas etano para Braskem y unas nuevas condiciones favorables a México.

En el cuarto trimestre, las ventas de la compañía se situaron en los 18.738 millones de reales (2.800,7 millones de euros), un 48% más; mientras que el beneficio neto atribuido fue de 846 millones de reales (126,4 millones de euros), frente a las pérdidas de 2.922 millones de reales (437 millones de euros) del mismo periodo del año anterior.