Red Eléctrica pide lealtad y no frenar las instalaciones para las renovables

La presidenta de Red Eléctrica, Beatriz Corredor, ha hecho este lunes un llamamiento al consenso y a la lealtad institucional para que la instalación de infraestructuras de transporte eléctrico no se utilice como un «arma arrojadiza» y ello impida incorporar instalaciones de renovables al sistema eléctrico.

Corredor, que ha intervenido en la Comisión de Transición Ecológica del Senado, respondía así al ser preguntada por las peticiones de evacuación que hay de fotovoltaicas a la espera de ser autorizadas.

Para la presidenta de Red Eléctrica, si se usa como arma política una infraestructura, los ciudadanos son los perjudicados.

Ha recordado que la planificación energética para el periodo 2021-2026, que incluye las inversiones para el refuerzo de las redes de transporte, dentro de las cuales están muchas que son necesarias para la integración de más renovables, se encuentra en periodo de consulta pública hasta el próximo 21 de abril y aunque lleva cierto retraso, se aprobará antes de que finalice el año.

Corredor ha explicado que Red Eléctrica tiene la responsabilidad de dotar al sistema de las subestaciones necesarias para conectar lo parques de renovables que se hagan, si bien ha recordado que el periodo de maduración de estos proyectos es más corto, de unos tres o cuatro años, que el que tienen los de infraestructuras de transporte eléctrico, que es de entre 6 y 10 años.

También ha recordado que todos los permisos que son necesarios para estas infraestructuras no vienen de las mismas administraciones y ha dicho que esto demora mucho los procesos, aunque ha recalcado que Red Eléctrica se ha puesto al servicio de las administraciones que lo necesiten para ayudarlas en unos trámites que son complejos y siempre respetando la normativa medioambiental de cada comunidad autónoma.

La presidenta de Red Eléctrica ha dicho que «quizá entre todos podamos conseguir que esos trámites sean más ágiles» y que, cuando se acabe un parque renovable, esté la subestación para poder operar.

Asimismo, ha señalado que, aunque la planificación de la red de transporte de electricidad no se apruebe hasta final de año, desde la compañía van a empezar a trabajar ya.

INTERCONEXIÓN POR EL GOLFO DE VIZCAYA

Corredor también se ha referido a la necesidad de las interconexiones de España con el continente europeo y de alcanzar los 8.000 megavatios (MW) de interconexión con Francia y 3.000 MW con Portugal.

Ha recordado que recientemente Red Eléctrica y su homóloga francesa Réseau de Transport d’Electricité (RTE) alcanzaron un compromiso para acelerar la cooperación en materia de interconexiones, y ha señalado que la interconexión submarina por el Golfo de Vizcaya, financiada con 600 millones de la UE, podrá estar en servicio en 2027.

La tramitación de este proyecto, que supondrá unos 1.750 millones de euros de inversión, se inició en septiembre de 2017 y la previsión entonces era que comenzara a operar en 2025.