Repsol Puertollano implanta mejoras para reducir 68.000 toneladas de CO2

La parada técnica programada que se realizará a partir de mayo en el área química de Repsol en Puertollano permitirá, entre otras tareas, sustituir la turbina de vapor de la planta de olefinas por un motor eléctrico con el que se reducirá la emisión a la atmósfera de 68.000 toneladas de CO2, según ha explicado a Efe el jefe de Paradas de Repsol en Puertollano, Ignacio Andreu.

En la parada técnica, en la que además se van a reducir los costes energéticos en la planta de olefinas en un 25 %, se van a supervisar las plantas de polioles, butadieno, se actuará en las plantas de polietileno de baja y alta densidad y se aumentará la capacidad de la planta de polipropileno.

Habrá “picos de trabajo” en los que habrá un millar de personas trabajando en las diferentes plantas, lo que ha llevado a insistir en los procesos y protocolos de seguridad con los trabajadores de plantilla y formación específica con los trabajadores de las empresas de contratas, “para tener los trabajos previos preparados y todo el mundo sepa lo que tiene que hacer en cada momento”.

En este sentido, Andreu ha valorado la alta cualificación de los trabajadores de las empresas locales de mantenimiento de las que, ha dicho: “nos podemos sentir orgullosos del tejido empresarial de Puertollano y de los profesionales tan bien formados con los que contamos”.

“Ellos son el núcleo duro de la parada y tienen una alta capacitación técnica, conocen nuestras instalaciones y hemos crecido juntos en seguridad, somos entre todos un gran grupo que remamos juntos en la misma dirección”, ha afirmado Andreu .

La parada técnica que se acometerá en el área química de Puertollano se lleva preparando dos años , porque en una supervisión de esta envergadura es importante prever “que no haya imprevistos, ni en seguridad ni en la ejecución técnica ni en la ejecución del trabajo, y con la mejor estrategia para reducir el impacto medioambiental”, ha destacado Andreu.