Toyota instala paneles solares en su sede para bajar su impacto ambiental en 55.000 kg de CO2 al año

La filial española de la compañía automovilística Toyota ha anunciado que reducirá su impacto ambiental en 55.000 kilogramos de dióxido de carbono (CO2) al año gracias a la instalación de paneles solares fotovoltaicos en su sede en España.

Así lo ha señalado la marca japonesa en el marco de la celebración este viernes, día 5 de marzo, del Día Mundial de la Eficiencia Energética, por lo que la empresa ha explicado que esta instalación le permitirá bajar un 30% el consumo de energía requerida de la red eléctrica y generar 200.000 kilovatios de autoconsumo.

Los paneles, que están ubicados en el aparcamiento exterior y en la azotea del edificio de Alcobendas (Madrid), transformarán en energía eléctrica la luz del sol, tanto la que les impacta directamente a los situados en la parte superior como la que se refleja en el suelo.

La instalación, operativa desde el pasado mes de enero, ha permitido ya generar 5.152 megavatios hora, de los cuales el 62,5% ha sido destinado a autoconsumo, mientras que el 37,5% restante se ha inyectado a la red eléctrica.

«Esas cifras se han obtenido en dos de los meses del año de menor radiación solar, tanto por horas de luz como por ser dos meses de invierno, donde los días soleados son menos numerosos», ha reivindicado Toyota, que asegura que a final de año habrá reducido su impacto ambiental en 55.000 kilogramos de CO2, ahorrando el equivalente a 22.000 kilogramos de carbón y evitando la tala de unos 3.000 árboles.