La OPEP+ se reúne para fijar su oferta de crudo en los próximos meses

Los ministros de la alianza OPEP+, con Rusia y Arabia Saudí a la cabeza, se reúnen este jueves de forma telemática para decidir cuál será el nivel de su oferta de crudo en los próximos dos meses, en un momento de volatilidad de los «petroprecios» ante la incierta evolución de la demanda energética.

El grupo de 23 naciones, integrado por los trece miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y diez productores independientes aliados, mantiene vigente gran parte del gigantesco recorte de producción pactado hace un año para hacer frente a la crisis causada por el coronavirus.

De los 9,7 millones de barriles diarios (mbd) -cerca del 10 % de la producción mundial- que retiró del mercado el 1 de mayo de 2020, sigue sin bombear unos 7 mbd, a los que se suma un millón de bd que ha dejado de extraer Riad desde febrero pasado, de forma adicional y voluntaria.

De acuerdo con la agencia rusa RIA Nóvosti, la mayoría de los participantes en la alianza se inclina por mantener inalterados los recortes en mayo y junio, si bien la agencia Interfax afirmó que Rusia considera necesario aumentar la producción.

En vísperas de la cita de hoy, la OPEP revisó a la baja su cálculo sobre el crecimiento de la demanda mundial de crudo.

El secretario general de la organización, Mohamed Barkindo, recalcó que en 2021 el consumo de esta materia prima únicamente recuperará 5,6 mbd de la histórica caída, de 9,6 mbd, causada en 2020 por la pandemia de la covid.

Hace tan solo un mes, los expertos de la OPEP contaban con un aumento de 5,9 mbd.

Si bien hay «aspectos positivos» que dan pie al optimismo, la situación actual «está rodeada de incertidumbres», advirtió el miércoles Barkindo en una sesión telemática del Comité Ministerial Conjunto de Supervisión (JMMC) de la OPEP+.

Entre los factores de riesgo destacó la expansión de variantes del SARS-CoV-2 más infecciosas y agresivas, y las nuevas restricciones a la movilidad para frenar la tercera oleada de la pandemia en varias regiones, sobre todo en Europa, así como «las presiones inflacionistas y las respuestas de los bancos centrales».

Los precios del crudo han recuperado el nivel que tenían antes de la pandemia pero siguen muy volátiles y en los últimos días han mostrado una tendencia general a la baja.

El barril del petróleo Brent, de referencia en Europa, terminó ayer en 64,17 dólares, con un descenso de 0,60 dólares respecto al cierre de la sesión anterior en Londres, mientras que el petróleo intermedio de Texas (WTI, referente en EEUU) perdía 1,39 dólares, hasta los 59,16 dólares, al concluir la jornada en Nueva York.